Aprendizaje Basado en Proyectos: Una metodología de aprendizaje en sintonía con el mundo que vivimos????‍????

Durante el siglo XX y el actual, hemos observado cómo los métodos de organización del trabajo heredados de la revolución industrial han dejado de tener sentido.

Es claro, que lo que funcionaba en el siglo XVIII para preparar a las nuevas generaciones de trabajadores, ya no es adecuado en los tiempos actuales. La incertidumbre que trae el solucionar los problemas que acechan el hoy, nos lleva a entender que debemos modificar de manera sostenida el qué y el cómo enseñamos a las nuevas generaciones, para que su futuro no se vea coartado.

La revolución tecnológica nos ha dejado sin opción. El aumento en el nivel de automatización en los procesos y la necesidad de creación de valor intangible (conocimiento), nos ha obligado a buscar y desarrollar nuevas formas de trabajar. El mundo está cambiando desde trabajo basado en roles fijos a trabajo basado en proyectos. Hoy en día los equipos de trabajo son multidisciplinarios, y se trabaja colaborativamente para llegar a un objetivo.

Photo by You X Ventures on Unsplash

La actual economía del conocimiento necesita ciudadanos con un set de habilidades más amplias que en el pasado, para enfrentar un empleo donde la generación de conocimiento y adaptación a la incertidumbre son vitales. Este set de habilidades (las denominadas “habilidades del siglo XXI”) se pueden dividir en 4 grandes dimensiones: maneras de vivir el mundo, maneras de pensar, maneras de trabajar y herramientas para trabajar [1].

La necesidad de incorporar nuevas metodologías de aprendizaje

Los niños y jóvenes que actualmente se encuentra en el sistema educacional, al momento de terminar su educación escolar, se enfrentarán a un mundo donde los modelos organizacionales del trabajo serán distintos para los que fueron preparados. Esto ya está sucediendo.

Los actuales sistemas educacionales — heredados de la revolución industrial y basados en gran medida de formas pasivas de aprendizaje centradas en la instrucción directa y la memorización — limitan el acceso a las habilidades necesarias para impulsar economías prósperas, y plantean riesgos para la productividad global [2].

Algunos países — como Finlandia, Korea del Sur y Malasia — han comenzado a incorporar los cambios necesarios, en sus planes curriculares y políticas públicas, para enfrentar las necesidades en la economía del hoy, impulsada por la innovación.

En Chile, el currículum escolar está cambiando hacia el fomento del desarrollo de “las habilidades del siglo XXI”. Lo podemos ver evidenciado en las últimas modificaciones para III y IV medio.

Pero ¿estamos preparados para poder llevarlo a la práctica adecuadamente?. Lamentablemente, la mayoría de los cambios solo se pueden observar en el papel y en las buenas intenciones, pero muy poco en la práctica.

Existen proyectos pilotos que buscan entregar herramientas a las escuelas para implementar estos cambios curriculares. “Aprendo por proyectos” (del Centro de Innovación del MINEDUC) y la línea de proyectos co financiados por CORFO VIRALIZA: foco educación STEM son ejemplos de esto.

La metodologia de Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP)

Uno de los grandes cambios propuestos en estas nuevas bases del currículum educacional chileno, es la incorporación de la metodología de Aprendizaje Basada en Proyectos (ABP). El ABP corresponde a una metodología de enseñanza en la cual los estudiantes obtienen (y crean) conocimiento, en conjunto con el desarrollo de “habilidades del siglo XXI”, a través de la ejecución de un proyecto que resuelve una problemática de contexto real.

El proyecto tiene un objetivo determinado y el profesor toma un rol de facilitador del proceso. Los estudiantes toman un rol activo llevando a cabo el proyecto.

Dentro de un ABP, podemos identificar 5 etapas principales:

  1. Identificar el problema o desafío. En esta etapa se busca contextualizar los problemas o desafíos e identificarlos. Dentro de la identificación de problemas, buscamos que nuestros estudiantes entiendan de una forma profunda el problema y este sea analizado de diferentes perspectivas.
  2. Lluvia de ideas (brainstorming). Los estudiantes generan ideas de posibles soluciones. Además de generarlas, las priorizan y definen cual de estas ideas será seleccionada para posteriormente ejecutarla.
  3. Diseñar. Una vez que la idea es definida, se diseña el plan de trabajo para ejecutar el proyecto. Se definen tareas y tiempos de ejecución, como también cuales serán los roles de cada integrante en el grupo de trabajo.
  4. Construir, testear y evaluar, y rediseñar. Esta es la etapa más larga de un ABP. Es donde los estudiantes ejecutan el plan diseñado y construyen su idea de solución. Después de la construcción, prueban la solución y la evalúan. De la evaluación se determinan las mejoras a incluir y se rediseña la solución.
  5. Compartir la solución. Al finalizar la solución es momento de compartirla con su comunidad escolar. Es una etapa importante, donde además de hacer pública la solución, los estudiantes reciben la retroalimentación de la comunidad para potenciales mejoras futuras de su solución.
Etapas de la metodología de ABP. Imagen creada por Nicole Fauré De la Barra.

Al desarrollar procesos de aprendizaje-enseñanza mediante ABP, la incertidumbre que existe dentro del desarrollo de un proyecto es inherente. Por lo cual la preparación previa al utilizar la metodología ABP es esencial, para que el proceso que vivan los estudiantes se transforme en una experiencia de aprendizaje efectiva.

Al diseñar y ejecutar con nuestros estudiantes un ABP, ¿cómo sabemos si lo estamos haciendo correctamente?.

Necesitamos una brújula, y esta brújula son los estándares del aprendizaje basado en proyectos. Existen 2 dimensiones de estándares. La primera corresponde a los estándares del diseño del proyecto,y la segunda a los de la práctica docente.

Revisa las siguientes imágenes interactivas para saber más acerca de cada uno de estos estándares.

https://view.genial.ly/5e42a93fbdc4f15bdaf6e4dc Estándares de diseño de proyectos para ABP. Fuente: MINEDUC, 2019. Imagen interactiva creada por Nicole Fauré De la Barra.

https://view.genial.ly/5e42a9cbbdc4f15bdaf6e61a Estándares de la práctica docente para ABP. Fuente: Buck Institute of Education (BIE). Imagen interactiva creada por Nicole Fauré De la Barra

Si somos capaces de asegurar estas 2 dimensiones de estándares, el proceso de aprendizaje de los estudiantes será exitoso.

Recomendaciones para implementar la metodología ABP

  • Definición clara de tiempos de ejecución y sus etapas. Los tiempos de ejecución deben estar previamente definidos. Los estudiantes deben tener claro que se espera de ellos, incorporando indicadores y entregables para cada una de las etapas.
  • Retroalimentación constante. Durante la ejecución de un ABP es imprescindible entregar retroalimentación constante a los estudiantes. La utilización de TICs ayuda en el proceso de retroalimentación. Por ejemplo la creación de portafolios de trabajo colaborativo, como google drive, ayuda al docente a hacer el seguimiento de los avances de proyecto, y entregar retroalimentación.
  • Contextualización. Es importante que el marco de los proyectos a desarrollar con los estudiantes tenga un contexto real. Este puede ser relacionado al contexto local de su comunidad (ej. un problema que afecte a su comunidad escolar) o global.
  • Alineación curricular. El desarrollo de un proyecto puede ser alineado a objetivos de aprendizaje. Esto puede ejecutarse a través de un mapa de ruta que reúna los objetivos de aprendizaje, tanto de conocimientos como de habilidades y actitudes. Con este mapa de ruta definido, será más sencillo definir el objetivo del proyecto, e identificar las oportunidades de aprendizaje durante este.
  • Interdisciplinariedad. La colaboración entre profesores de diferentes asignaturas es algo que podemos desarrollar en la ejecución de un ABP. Es posible definir objetivos de aprendizaje de diferentes asignaturas dentro de un mismo proyecto. Una buena organización, comunicación y colaboración entre los docentes de las asignaturas involucradas en el ABP es la clave para desarrollarlo con éxito.
  • Asesoría externa. Buscar apoyo para el prediseño y facilitación de la ejecución de la metodología ABP es recomendable. La asesoría debe estar enfocada en instalar las capacidades dentro de la institución educacional, fortaleciendo el aprendizaje de la metodología entre los docentes.

[1] Defining 21st century skills. 2010. Marilyn Binkley, Ola Erstad, Joan Herman, Senta Raizen, Martin Ripley and Mike Rumble.

[2] Schools of the Future: Defining New Models of Education for the Fourth Industrial Revolution. 2020. World Economic Forum.

Los y las invitamos a ver el artículo original en https://medium.com/la-repblica-steam/aprendizaje-basado-en-proyectos-d4fbc78e7f88 y a seguir las notas escritas por Nicole Fauré en República STEAM: https://medium.com/la-repblica-steam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top Ir arriba